El deshielo de los polos producido por el famoso calentamiento global y otros factores de contaminación, son parte de las consecuencias que la falta de conciencia de la humanidad ha generado en cuanto al uso, o abuso de elementos que contribuyen a estos de daños, que pudieran catalogarse de irreversibles si no se toma con la seriedad que amerita, lo mucho que está sufriendo el planeta en este asunto.

El cuidado del medio ambiente no requiere de mayores inversiones en realidad, sólo es cuestión de que se reflexione sobre lo que está sucediendo y emprender sobre todo en los niños, campañas que les ilustre sobre la gravedad y que sean ellos lo que tomen la batuta en materia de conservación. 

En este sentido, se está en la obligación de enseñarles por ejemplo, a recolectar los desechos y separarlos según sus componentes, también pueden ser orientados sobre los procesos y los elementos que pueden ser reciclados, así como evitar dejar luces encendidas, llaves de agua abiertas o electrodomésticos conectados si no están en uso.