El calentamiento global es uno de los mayores desafíos de la civilización humana, siendo un tema de gran preocupación para el mundo, debido a que avanza rápidamente, siendo algo muy difícil de controlar tanto para la naturaleza como para las sociedades humanas, además de una difícil adaptación a las nuevas condiciones climáticas.

Dicho fenómeno es un aspecto primordial del cambio climático, demostrándose por la medición de la temperatura y varios efectos en el planeta, es importante resaltar que el calentamiento global y el cambio climático van de la mano pero no son lo mismo.

El cambio climático puede ser causado por cambios inducidos por el mismo hombre afectando directamente a la atmósfera o puede tener causas naturales o antropogénicas, en cambio el calentamiento global siempre será a causa de la actividad humana.

Estudios para evitar el calentamiento global

Durante años de estudios las posibles respuestas en contra del calentamiento global podrían ser mitigación, adaptación o geoingeniería.

La mitigación es un conjunto de acciones realizadas para disminuir los efectos potenciales del calentamiento global. La mitigación supone la reducción de las concentraciones de gases de efecto invernadero, además de combinar actividades para absorber los GEI de la atmósfera.

Por otro lado, la adaptación al cambio climático es la respuesta la cual busca reducir la vulnerabilidad de los sistemas biológicos a los efectos que causa dicho fenómeno, sin la necesidad de intervención por parte del gobierno, cabe destacar que dicha adaptación ya se está organizando de manera limitada.

En el caso de la geoingeniería, se realizan una serie de técnicas bajo investigación de la NASA y la Royal Society, perteneciendo a las categorías de gestión de la radiación solar y la reducción del dióxido de carbono, aunque se ha buscado la manera de buscar otras estrategias.